Con la frase de la Señora Martina Díaz; feligrés de la Parroquia Santa Rita de Cartagena, se dio inicio a la reunión de la Asamblea de la Región Caribe, el pasado sábado 22 de junio: “le pido al Dios del cielo y a San Ignacio Bendito, que ilumine este proyecto y lo lleve al infinito”. Los miembros de la Asamblea allí presentes, se sintieron complacidos por la bienvenida recibida por parte de la Comunidad de Santa Rita, representada por su grupo de danza “Las niñas bonitas de Santa Rita”.

En dicha reunión, se trabajó sobre los avances de la gestión de los comités de fronteras, se socializaron los talleres de Regionalización, trabajados anteriormente en la ciudad de Bogotá, y dirigidos por el P. Mauricio García S.J., Asistente de Apostolados. De esa misma manera, se dio a conocer el proyecto sobre diplomados en capacidades y competencias para la vida y derechos humanos.

Written by 

Noticias relacionadas