P. Gerardo Arango SJ, Rector del Colegio Francisco Javier de Pasto

Con profundo dolor informamos a todos los amigos, familiares, nuestros lectores y benefactores de la Compañía de Jesús de la muerte inesperada del P. Gerardo Arango Puerta, SJ, esta mañana, en la ciudad de Bogotá, en el Hospital Universitario de San Ignacio mientras se sometía a un procedimiento quirúrgico.

El P. Gerardo tenía 76 años de edad, 59 años de ser Jesuita y estaba próximo a cumplir, este 28 de agosto, 48 años de sacerdocio. Todos estos números sumados sólo hablan de la vitalidad que lo caracterizaba y de la energía que lo desbordaba para emprender cada uno de los actos de su vida.

Durante su vida en la Compañía de Jesús tuvo cargos de gran responsabilidad en los cuales mostró el temple del cual estaba hecho: fue Vice-Provincial de formación, Rector del Juniorado, Provincial de la Compañía de Jesús, Director del Hospital Universitario de San Ignacio, Rector de la Universidad Javeriana, Vice-rector de la Universidad Gregoriana en Roma, Rector del Colegio San Pedro Claver de Bucaramanga y Rector del Colegio San Francisco Javier de Pasto.

La velación se está llevando a cabo en la Capilla San Francisco Javier de la Universidad Javeriana de Bogotá.

Para información del público en general este miércoles 22 se celebrará una EUCARISTIA DE ACCION DE GRACIAS a las 7 p.m. en el sitio de velación y será presidida por el P. Horacio Arango Arango, SJ, quien llegó con toda su familia en la tarde del día de hoy desde la ciudad de Medellín. Las EXEQUIAS serán este jueves 23 de agosto en el Coliseo del Centro Javeriano de Formación Deportiva a las 12m.

Desde ya invitamos a todos los que deseen darle su último adiós y a agradecer su feliz encuentro con el Padre Celestial.

Written by 

Noticias relacionadas

  • Marisel Cabarcas Zabala

    Que Dios colme de bendiciones a la familia Jesuita y los miembros del Colegio San Francisco Javier en la ciudad de Pasto, que con seguridad este fallecimiento sencibilizará y dejará muy compujida a toda esta comunidad eductiva, Paz en su tumba y fortaleza para toda la comunidad jesuita.-