Por: Luceidi Morales Pérez, Coordinadora del Área Artística y Cultural del Colegio San José

Con fotografías familiares, trabalenguas chistes y la cápsula del tiempo los chicos obtuvieron su última gema del infinito: la gema ámbar.
 
Para esta última misión, “la cápsula del tiempo”, los profesores tuvieron la oportunidad de llegar al Colegio con todas las medidas de bioseguridad, para enterrar la cápsula y así asegurarse de que los mensajes escritos por los chicos, que se encuentran dentro de la cápsula, puedan perdurar en el tiempo.
 

Written by 

Noticias relacionadas