El 8 de marzo de cada año se celebra en muchos países el “Día Internacional de la Mujer” Cuando las mujeres de todos los continentes, a menudo separadas por fronteras, diferencias étnicas, lingüísticas, culturales, económicas y políticas, se unen para celebrar su día, pueden contemplar una tradición de no menos de noventa años de lucha en pro de la equidad, la justicia, la paz y el desarrollo.

Desde Fe y Alegría Colombia, lanzamos la campaña “Mujer: contigo frente al espejo”, una invitación para que las mujeres puedan mirarse a sí mismas y que su reflejo en el espejo vaya mucho más allá de lo que sus ojos pueden ver, es resaltar el valor que tienen desde sus capacidades en el ámbito personal, interpersonal y social, que apuesten a su formación para una vida en plenitud, en igualdad de condiciones y oportunidades, desde nuestra “política con perspectiva de equidad de género y desde la visión de desarrollo humano integral sustentable para todas las personas, tanto en la gestión institucional del movimiento Fe y Alegría como en su acción con los sectores con quienes nos relacionamos para hacer realidad nuestra misión” (FIFYA 264-2011 Política de Género de la Federación Internacional Fe y Alegría), y desde nuestra espiritualidad como un movimiento en la búsqueda de la Justicia Educativa y de la eficacia en la transformación social.

Hacemos un especial reconocimiento a todas las mujeres que con su entrega y amor se convierten en maestras, amigas, madres, ejecutivas, luchadoras sociales, emprendedoras que dignifican no solo a su ser mujer y a las mujeres sino también al hombre en su esencia como ser humano.

Celebramos también a esas mujeres que optan por la labor de educar y servir desde las diferentes instancias de nuestro movimiento desde la Fe y con Alegría, posibilitando la construcción y transformación de una sociedad justa y fraterna.

Este año, ONU Mujeres publicó un artículo presentando el tema del Día Internacional de la Mujer 2017, “Las mujeres en un mundo laboral en transformación: hacia un planeta 50-50 en 2030”, haciendo referencia al mundo laboral y sus transformaciones e implicaciones significativas para las mujeres.

Otra parte del artículo puntualiza que “la globalización, la revolución digital y tecnológica crean nuevas oportunidades, al tiempo que la creciente informalidad en el trabajo, la inestabilidad en las fuentes de ingreso, nuevas políticas fiscales y comerciales y el impacto ambiental ejercen un papel decisivo en el empoderamiento económico de las mujeres”.

Son muchos los retos para asegurar la equidad de género y el empoderamiento económico de las mujeres en el mundo cambiante del trabajo entre ellos se encuentran: cerrar la brecha entre los salarios de hombres y mujeres, reconocer el trabajo no remunerado relacionado con el cuidado del hogar y de los miembros de la familia realizado generalmente por las mujeres, y redistribuir estas tareas de forma equitativa entre hombres y mujeres. Asimismo, se deben eliminar las brechas en el liderazgo y toma de decisiones, en el emprendimiento y en el acceso a la protección social que promuevan un crecimiento sostenible e inclusivo.

A través de esta campaña buscamos sensibilizar a las mujeres, pero también a los hombres en sus acciones desde su SER y HACER para la construcción de la equidad.

Por Coordinación Nacional de Comunicación, Fe y Alegría