Memoria del Curso Taller Nacional de Asesores MAGIS XIII

curso taller asesores

Foto oficial de los participantes en el CTNA Magis XIII

Es una gran alegría saber que nuestros colegios jesuitas de Colombia cuentan ahora con 45 nuevos Asesores de Pastoral. Estos jóvenes han decidido aceptar el reto de ser testigos de nuestro Señor Jesucristo en medio contextos adversos, dar su mejor esfuerzo para ir contracorriente y hacer su aporte para la construcción de un mundo en paz, reconciliado con la creación y donde haya espacio para todos los hijos de Dios.

Nos reunimos 58 personas, entre asesores adultos y neo-asesores juveniles, en la finca Villa Gonzaga, en Manizales, desde el 27 de abril hasta el 1 de mayo. Fueron cinco días intensos de formación en torno al acompañamiento que ellos deberán brindar a otros jóvenes que vienen detrás de ellos, el liderazgo necesario en las diferentes experiencias que desde las áreas de Pastoral se brindan y un encuentro profundo con el Dios de la vida que nos invita a seguir a su Hijo Jesús a la manera de Ignacio de Loyola.

Agradecemos a las familias que nos han confiado la formación de sus hijos. Confiamos en que juntos (familias y colegios) logremos darle a la sociedad y a la Iglesia, jóvenes que marquen la diferencia y que sean capaces de responder a los retos que nos plantea nuestro contexto actual. No será una tarea fácil; en muchos momentos fallaremos y dirán de nosotros “¿esos son los asesores de Pastoral?”. Pero a pesar de nuestras limitaciones y pequeñeces, nos sentimos llamados a seguir anunciando la buena nueva de amor y paz de Jesús.

Concluimos esta memoria con las palabras con que comenzamos nuestro Curso Taller. Parafraseando al Padre Pedro Arrupe S.J.:

"A UN JÓVEN QUE QUIERA SER ASESOR DE PASTORAL LE DIRÍA:

No vengas a nosotros si es que amas a la Iglesia como a una madrastra y no como a una madre. 
No vengas si piensas que con ello vas a hacer un favor a tu Colegio y a Pastoral.
Ven si para ti el servicio a Cristo es el centro de tu vida. 
Ven si tienes unas espaldas suficientemente fuertes, un espíritu abierto, una mente razonablemente abierta y un corazón más grande que el mundo. 
Ven si sabes ser bromista y reírte con otros y… en ocasiones, reírte de ti mismo." 

 

Por: Juan Pablo Rodriguez, Coordinador Nacional de Curso Taller Formación Integral y Liderazgo Ignaciano

Comments are closed.