Por: El Tiempo

EL TIEMPO cumplió 110 años informando. Una trayectoria que ha compartido con la academia.

Si hacer historia es hacer futuro, trazar una de más de 100 años implica hacer parte del pasado de algunas generaciones, el presente de muchas más y un fuerte compromiso con el futuro.

En el marco del cumpleaños número 110 de EL TIEMPO, dar una mirada a la historia permite observar a aquellos que han estado a un lado del camino, avanzando también en la transformación cultural y educativa del país.

Y es que, cuando se crece, nunca se hace solo. En todos los rincones del país, muchas instituciones están forjando su historia; muy probablemente, los éxitos, logros y, en general, la cotidianidad de estas organizaciones fue registrada por EL TIEMPO en alguna oportunidad.

En primer lugar, la Universidad Santo Tomás celebró su aniversario 440 el año pasado. Su experiencia acredita una amplia trayectoria en procesos de docencia, formación, investigación y cualificación de sus estudiantes en capacidades científicas, tecnológicas y de innovación, que durante este largo lapso se extienden desde la constitución e implementación de la gramática muisca, hasta los más sofisticados procesos tecnológicos contemporáneos de la Cuarta Revolución aplicados a la educación.

Otra de estas instituciones es la Corporación Universitaria Remington, que cumplió -en septiembre de 2015- 100 años de historia. Gracias al emprendedor y visionario antioqueño Gustavo Vásquez Betancourt, en 1915 se fundó en Medellín la Escuela Remington, una institución progresista e incluyente (como lo sigue siendo hoy) que en sus inicios estructuró un conjunto de programas de enseñanza en taquigrafía, mecanografía y ortografía.

Colegios de tradición centenaria

También de Medellín, avanza hacia los 110 años de fundación el Colegio María Auxiliadora. Fundada el 15 de enero de 1915, bajo la dirección de la Hermana Honorina Lanfranco y un grupo de Hermanas -quienes se encargaban del jardín infantil, las clases elementales y los primeros grados de secundaria- hoy la institución continúa formando, desde la identidad católica, “personas competentes, con alta calidad humana, capaces de liderar procesos de transformación social”, ofreciendo tres niveles de educación formal: preescolar, básica y media académica.

Educación 2
El Colegio María Auxiliadora continúa formando desde la identidad católica, ofreciendo tres niveles de educación formal: preescolar, básica y media académica

Por su parte, el emblemático Gimnasio Moderno de Bogotá cumple este año 107 años. Fundado en 1914 por Agustín Nieto Caballero y los hermanos Samper Brush, es hoy en día uno de los colegios más reconocidos del país; el mismo que comenzó con tan solo 39 niños y que recibió el nombre de “Moderno” por proponer (en medio de una hegemonía conservadora) una ideología laica y liberal que mantiene hasta la fecha.

Educación 3
El emblemático Gimnasio Moderno de Bogotá, cumple este año 107 años. Su capilla se terminó de construir en 1956 y para ella trajeron vitrales desde Francia

También en Bogotá, el Liceo Femenino Mercedes Nariño, ubicado al sur de la ciudad y fundado en 1916 bajo el nombre de ‘Sindicato de la aguja, artes y oficios’ (que cambió después al de ‘Escuela superior de artes y oficios para señoritas’) ha venido formando durante más de un siglo varias generaciones de mujeres bajo el sentido de la solidaridad, la ciudadanía y la honestidad, bajo su lema “portadoras de un legado, forjadoras de un futuro en paz”.

Hoy en día, la institución se abraza a su lema y mira al futuro con el objetivo de entregar a la sociedad mujeres autónomas, creativas, responsables y con análisis crítico, que participen activa y eficazmente en todos los ámbitos de la sociedad.

Por otro lado, el Colegio Alemán de Barranquilla, con 108 años de trayectoria y siendo, además, el más antiguo de los colegios alemanes del país, se suma a lista de las instituciones que acompañan un legado de más de 100 años en el país.

El que naciera bajo la Sociedad del Colegio Alemán, buscó en sus inicios establecer un ‘kindergarten’ para hijos de inmigrantes alemanes. La institución, que comenzó con solo nueve estudiantes, es hoy sinónimo de excelencia académica, que ofrece educación primaria y secundaria. El colegio hace parte de los 140 colegios alemanes en el mundo.

Otra institución “pionera” en Colombia es el Colegio San José de La Compañía de Jesús de Barranquilla. La institución se fundó el 7 de agosto de 1917 , bajo el nombre de ‘Escuela Gratuita para Obreros’, pasando a ser más tarde el Instituto San José. Como lo relata su historia, comenzó clases con 37 alumnos bajo el rectorado del P. Luis Javier Muñoz.

La institución, que inicialmente estuvo autorizada para funcionar hasta cuarto de bachillerato, es hoy una de las más reconocidas del país. Cuenta con preescolar, primaria y secundaria, y se proyecta como líder en el Caribe colombiano de la “formación integral en valores y en la educación bilingüe de personas conscientes, competentes, compasivas y comprometidas con la justicia social, la construcción de la paz y el cuidado del medioambiente”, como lo describe en su visión para 2022.

Por otro lado, el Colegio de La Salle, fundado en 1909 en Cartagena de Indias bajo el nombre de San Pedro Apóstol, cuenta una historia de un poco más de 110 años ininterrumpidos. Desde su primera ceremonia de graduación de bachilleres en filosofía y letras en 1915, ha graduado una promoción cada año.

La institución lasallista tiene como misión formar a niños y jóvenes integralmente desde las máximas evangélicas y está enfocada en la integración y la interacción de sus estudiantes con el entorno, trabajando bajo un sistema que articula las diversas instancias y actores vinculados a los procesos de extensión, proyección social e innovación.

Hacia su segundo centenario

Asimismo, la Institución Educativa Distrital de Barranquilla Cobeda es otra de las instituciones educativas en el Caribe con más de 100 años. Fue fundada el 20 de julio de 1908, con motivo de la celebración de la independencia nacional, por el gobernador de ese entonces José Francisco Sierra y su primer rector fue el pedagogo alemán Karl Meisel.

En su trayectoria, ha proporcionado sus servicios pedagógicos a personas de todos los estratos sociales, procedencias étnicas, inclinaciones políticas, filosóficas y religiones diversas, pues desde su formación -y como parte fundamental de su proyección- busca reafirmar su carácter pluralista, democrático e incluyente.

En Rionegro, Antioquia, el Colegio de La Presentación remonta sus inicios al 8 de febrero de 1917, cuando, de acuerdo con la institución, las hermanas destinadas a la enseñanza se instalaron en una casa donde dictaban las clases de las dos primeras secciones de enseñanza de niñas. “Un comienzo, sencillo, humilde y pobre”, como relata su historia.

El colegio estuvo ligado al hospital hasta 1920, y fue en 1921 que comenzaron a ingresar docentes con altas competencias para apoyar la creciente labor de la enseñanza. Hoy en día, bajo el lema de “Piedad, sencillez y trabajo”, el colegio continúa con su labor como una de las instituciones más reconocidas de la región.

Por último, cabe mencionar al Colegio Americano de Girardot, que inició en 1920 como un trabajo evangelístico, hasta avanzar a la parte educativa con énfasis en valores cristianos y que hoy en día busca consolidar en sus estudiantes el inglés como segunda lengua y la promoción de un espíritu investigativo, a través del uso de nuevas tecnologías; haciendo frente, a su vez, a una realidad que, claramente, lo demanda.

 

Written by 

Noticias relacionadas