Por: Pilar Domínguez, integrante de Familias Solidarias y Mariela Alvear, Coordinadora de Proyección Social – Colegio San José

El 12 de noviembre el Colegio San José, a través de la Coordinación de Pastoral Social y con la colaboración del grupo Familias Solidarias, aceptó la invitación del Hogar Infantil Carlos Meisel de Fe y Alegría de visitar la Fundación Tierra Prometida, la cual da albergue a 50 abuelitos de la calle, en estado de vulnerabilidad extrema, brindándoles techo, alimento y atención en lo que requieran, en El Barrio La Unión.

Los representantes del Colegio San José estuvieron acompañados por varios estudiantes del Hogar Infantil, así mismo estuvieron la directora de éste, la Señora Norsy Rúa; también, la psicóloga Nubia Durán y el padre de familia Armando Marimón.

El Hogar Infantil desde su construcción ha venido trabajando en el componente de solidaridad, con el querer sembrar la semilla del compartir con los más necesitados, en sus niños y en sus familias. Por ello dentro de sus actividades apoyaron la labor que realiza la Fundación, con los aportes de sus pequeños, quienes dan de lo que tienen.

Igualmente, el pasado domingo 24 de noviembre, integrantes del grupo Familias Solidarias tuvieron el gran regalo de Dios de poder visitar el Hogar San Camilo, ubicado en el barrio La Paz, un lugar maravilloso desde todo punto de vista para abuelitos. Al llegar recibieron la bendición del padre Cirilo Swinne, quien justo estaba culminando la celebración de la Eucaristía para los abuelos, y todos ellos permanecían atentos a las palabras del Padre. Fue un momento conmovedor.

Las integrantes de Familias Solidarias comentaban que a veces pensaban que ellas eran iban solo a colaborar con una bella labor; pero finalmente, salían regaladas de bendiciones; como en este caso, desde que entraron y mientras hicieron el recorrido por el Hogar en compañía de la Directora, Hermana Verónica Amaya.

Dicho espacio, pulcro, acogedor, que emana paz, amor, alegría, está tupido de vegetación, la cual permite hacer sentir fresca casa a pesar del calor del día. Cada espacio de ese magnífico hogar está adecuado para sentir clamor de Dios, y dicha bendición tan grande la están recibiendo 70 personas, quienes las hermanas y el Padre tratan de tenerlos activos; sin embargo, solo hay un abuelito en cama, que recién llegó de estar hospitalizado.

Las Familias Solidarias dangracias a Dios de poder ser testigo de esta labor tan preciosa que llevan las Hermanas Agustinas Recoletas, junto al padre de la Congregación de San Camilo de Lelis, quien fuera fundador de la famosa Cruz Roja. Concluyen que definitivamente en la Iglesia Católica hay obras maravillosas que muchos desconocen.

Written by 

Noticias relacionadas