Colegios católicos dialogamos sobre identidad de género

Más de 230 docentes y directivos de colegios católicos del Atlántico se reunieron en la Curia Arquidiocesana el pasado viernes 19 de agosto en el conversatorio "Identidad de género ¿Qué dicen los docentes?”, para dialogar acerca de la solicitud recibida del Gobierno para hacer reformas en lo concerniente a discriminación en los manuales de convivencia de planteles educativos a nivel nacional.

Conversatorio Identidad de género 2

 

De izquierda a derecha: Padre Geovanny Sanjuán, Padre Wilson Castilla, Erik Sojo, Padre Esteban Visbal, Gary Manotas y Roxana Salcedo.

"Acoger al diferente para tratar su situación y ayudarlo a superarla", invitó Gary Manotas, miembro de la Pastoral Familiar arquidiocesana, primer panelista del conversatorio a quienes discriminan a otros por tener características raciales, culturales o sexuales distintas. Aseguró que muchos no quieren ser homosexuales debido al rechazo que sienten por parte de la sociedad.

Sobre el feminismo, Manotas recordó que por la industrialización la mujer se vio obligada a salir de su hogar a trabajar, pero no bajo las mismas condiciones económicas que el hombre, y enfatizó que el gobierno del hogar actualmente es llevado por el miembro de la pareja con mayores ingresos económicos. Mencionó al padre de la ideología de género, Federico Engels; y así mismo, compartió la frase bandera de la ideología de género de Simone de Beauvoir, "No se nace mujer, se hace mujer".

El conversatorio siguió con la cuota legal, Roxana Salcedo, Fiscal y miembro de la Comisión arquidiocesana de Asuntos de Géneros invitó a la coherencia, "Si pregonamos a Cristo, dignifiquémoslo en todo, hasta en el trabajo".

Informó que como ciudadanos nos debemos a la Constitución Política y expuso dos sentencias de la Corte a tener en cuenta desde la docencia, que invitan al respeto, igualdad y a no discriminación: la T 141 – 2015, sobre la prohibición de discriminación a entidades educativas, resultado del caso de un estudiante afrodescendiente rechazado en su entorno universitario; y la T 478 – 2045, acerca de la prohibición de discriminación a colegios frente a la identidad de género, por el caso del estudiante homosexual Sergio Urrego, quien se suicidó por matoneo escolar.

"Sexo biológico, es con el que nacemos; la orientación sexual, es la atracción que tenemos; y la identidad de género, es como yo me siento", aclaró Roxana, agregando que existen 54 clases de género. Destacó la unidad de los grupos LGTBI por la defensa de sus derechos e invitó a los heterosexuales a que se organicen así y hagan sentir su voz.

“La ideología de género no es nueva en el mundo”, aunque últimamente lo sea para Colombia, dijo el padre Wilson Castilla al iniciar su intervención, y "hablar de sexualidad tiene que ver con lo afectivo, la gran capacidad del ser humano para amar".

El sacerdote psicólogo prosiguió evocando al Papa Francisco, "La identidad de género es la última rebelión de la criatura contra su condición de criatura. Con la ideología de género el hombre pretende liberarse de sus exigencias corpóreas, se considera autónomo, que se construye a sí mismo, y se convierte en un Dios para sí mismo".

Indicó que los niños nacen sexuados, que el niño se comporta como niño y la niña como niña, porque cada uno viene programado cromosomáticamente, y que si ello no lo manipulan no tiene por qué cambiar. Ante esto, resaltó que la sexualidad debe ser educada y canalizada desde el hogar, para enseñar a los niños a socializarse porque por instinto son crueles y afloran el matoneo. Invitó a acompañar de manera especial a los adolescentes y ayudarlos responder a su mayor incógnita: “¿Quién soy yo?”.

Aclaró que genitalidad se manifiesta naturalmente en uno de forma pasiva y en el otro de manera activa, no solo por placer, sino para la preservación de la especie; y que la identidad sexual, es la capacidad para decidirse por su mismo o distinto sexo.

El padre Geovanny Sanjuán, finalizó el panel destacando que la Iglesia es guardiana de la familia, y es en ella con la sexualidad bien llevada donde se encuentra la felicidad, fin último del ser humano. "La no presencia de la felicidad genera frustración y conlleva a buscarla en donde no es debido". “Una persona no amada es insegura. El amor nace en el regazo de la mamá y en las piernas del papá. Si esto ocurre un hijo no se vuelve homosexual”, afirmó. Mencionó el desequilibrio psicológico y moral que causa el ausentismo del hombre como padre de familia y esposo.

Recordó que la sociedad ha crecido con una mentalidad equivocada de la sexualidad, mirando como pecaminosa a la genitalidad.  Manifestó que para configurar una familia el hombre y mujer deben vivir la esponsabilidad con su cuerpo según el querer de Dios, "serán uno y henchid la tierra", haciendo énfasis en que la compañía adecuada, desde la realidad de la Creación, para el hombre es la mujer y viceversa; “ambos deben buscar su complemento”.

Este Teólogo Moral hizo un llamado a la castidad desde la exhortación apostólica Familiaris Consortio, “El amor es la base fundamental de la familia y ella no puede nacer de un de repente”.

Finalmente, los docentes realizaron preguntas a los panelistas quienes respondieron cada una de las inquietudes desde sus experiencias en el tema. 

Por: Diana Quintero Acosta, Comunicadora y Promotora Institucional.

Comments are closed.