Andreis Eduardo Camero Bajaire, profesor de Filosofía de Bachillerato del Colegio San José, ganó el primer puesto de la modalidad artística “Beca Poesía Distrito de Barranquilla – Nuevos Creadores” de la “Segunda Fase Portafolio de Estímulos para el Desarrollo Artístico y Cultural 2017” de la Alcaldía de Barranquilla, el pasado mes de diciembre de 2017 y cuyo acto oficial de premiación será a finales de febrero.

Por tal motivo, la Secretaría de Cultura, Patrimonio y Turismo del Distrito, a parte de un incentivo económico, publicará en abril de 2018 su libro “Terrores Nocturnos”, el cual estará disponible en las librerías municipales y de los colegios distritales y que consta de 80 páginas que compilan 30 poemas que relatan las preocupaciones poéticas y literarias del autor, y cuyo tema gira en torno a la confrontación del hombre adulto con su propio yo de niño, que desde el pasado le cuestiona.

Anteriormente, este filósofo graduado de la Universidad del Atlántico también ganó otros premios en eventos literarios como “Mesa de jóvenes de PoeMaRío” y “Nuevos Narradores de la Red Relata del Ministerio de Cultura”.

Pero su vocación como escritor que en forma viene desarrollando desde hace varios años y que ha sido inspirada por la lectura de famosos escritores latinoamericanos como Cortázar, Borges y Roberto Bolaño, no se queda allí; él la ha sabido transmitir a sus estudiantes en sus clases de Filosofía.

“Me apoyo con ejemplos orientados hacia la literatura, me gusta pensar que creo rupturas con los métodos tradicionales de enseñar, busco nuevos caminos creativos para presentar lo valioso del pensamiento”, confesó Andreis, quien también añadió que su relación con la escritura y la lectura ha sido meramente autodidacta.

No obstante, también compartió que la semilla literaria germinó en él gracias a la motivación que su papá le daba cuando era apenas un niño. “Él me ponía un reto en vacaciones: leernos un libro juntos. Ahí aprendí a apreciar la estética de la lectura”, contó Andreis, quien considera que “leer y escribir deben ser los verbos más bellos del castellano”, y quien entre risas compartió además que llegó a ser tan aficionado a los libros que su mamá optó por escondérselos para que saliera a la calle, ante ello añadió que “el único lugar donde perdido te encuentras es en un libro”.

Expresó que años más tarde, “en mi deseo cada vez más febril de la lectura, desenfrenada y franca, desde mis tiempos en la universidad devoraba volúmenes de literatura y filosofía, no quería aprender, no quería cambiar el mundo, solo tenía un sentimiento absoluto de plenitud cuando, en un par de líneas, sentía que cierto autor alcanzaba a revelarme cosas de mí, que ni yo sabía”.

Actualmente, el profesor Camero tiene dos novelas en formación y espera algún día poder dedicarse a la lectura y escritura de lleno. Entre sus otros datos curiosos, los fines de semana dicta talleres de escritura en la Biblioteca Luis Ángel Arango y en la Galería de la Plaza de la Paz en Barranquilla.

“Invito al mundo entero a leer, y si se quiere ir más allá, suponiendo que exista un más allá, la única posibilidad de rosarlo, será entonces escribir. Leo porque me encuentro, y escribo para perderme y salir a buscar”, concluyó.

Me gusta cuando traes vestido (Andreis Camero, 2016)

Me gusta cuando traes vestido,
la brisa viaja por tus piernas
como un pájaro entre árboles nocturnos y silenciosos.

Tú que vives saltando y corriendo de un lugar a otro,
que asumes la vida como una carrera contra la quietud,
esos días eres tranquila y leve
como un barco a punto de atracar;
te mueves despacio,
contemplas las cosas como si apenas las descubrieras,
te liberas de ese feo destino de llegar a algún lugar
y andas como si el tiempo fuera un helado derretido entre tus dedos.

Me gusta cuando traes vestido
así como a ti cuando llevo sombrero,
como aquellos domingos cuando imaginábamos
que de mi sombrero salían alas
en las que volaban las margaritas que caían de tu vestido.

Por: Diana Quintero Acosta, Comunicadora y Promotora Institucional.

Written by 

Noticias relacionadas